Globalización según Kapu


El término globalización comenzó a ser utilizado durante la segunda mitad del siglo XX y experimentó mayor vehemencia post comunismo y Guerra Fría. Sin duda alguna su interpretación abarca un sin fin de conceptos. Se trata de un fenómeno relevante de gradación tecnológica, económica, política y cultural que se fundamenta en la creciente comunicación e interconectividad entre personas y naciones. Como consecuencia de esta ola invasiva de carácter global se han transformado los mercados mundiales, las identidades sociales, la revolución informática, los sistemas políticos y las relaciones internacionales de manera dinámica y evolutiva.
De acuerdo a Kapuściński, “la globalización es un fenómeno contradictorio de dos corrientes distintas “. Por un lado se posiciona la era digital junto a los medios de comunicación y las finanzas mundiales, mientras que por el extremo opuesto se presenta un fenómeno cultural de desintegración. Se trata de una especie de juego de tira y afloja entre estos dos cursos. También existen dos corrientes principales de pensamiento en cuanto a este movimiento planetario. Por una parte se relaciona la globalización con los sistemas de gobierno capitalistas e imperialistas que reafirman la libertad política y económica, y por otra, se considera el movimiento como una inclinación o predisposición inevitablemente existente y productiva para la humanidad.

La libre circulación de capitales individuales y multinacionales se avala ineludiblemente en las sociedades consumistas. Acentuando dicha inclinación hacia el individualismo, el sistema jurídico mundial ha sido también afectado por el movimiento, ofreciendo mayor reconocimiento de los derechos civiles e individuales a los ciudadanos. La asimilación del Occidente conlleva un relevante fenómeno cultural que el teórico canadiense Marshall McLuhan (1911-1980), coronó como la aldea global. En dicha aldea la creciente ola mediática se torna local, territorial. La inmediatez de la información producirá que los habitantes de la aldea se comuniquen entre todos. La conciencia global disminuirá las distancias entre las personas y la posibilidad de incomprensión entre éstas. El efecto de la misma resultará, como mencionamos anteriormente, en una especie de batalla donde por un lado, se crearán vínculos y dependencias entre personas y naciones, sistemas políticos, económicos, jurídicos y sociales, y por otra, se acentuará una creciente lucha de ideales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s