Un recorrido por El Barrio y otros museos de NYC


En mi última escapada a la Gran Manzana, con motivo del Faculty Resource Network, una serie de seminarios interdisciplinarios que organiza cada año la New York University (NYU) para profesores universitarios de toda la nación, tuve la oportunidad de visitar varios museos y disfrutar de la vibrante cultura artística que ofrece esta ciudad. Aunque ya es la tercera ocasión en la que participo como docente seleccionada en dicha iniciativa, la oferta en cuanto a museos en Nueva York es tan amplia, que es fácil encontrarse con nuevos espacios de exhibición y celebración del arte durante todo el año, sobre todo en la época veraniega.

moma-nyc

Para los amantes de estos espacios y personas que viajan en busca de una experiencia audiovisual, artística y cultural, sepan que los viernes, por ejemplo, algunos museos de la urbe, como el MOMA, abren gratuitamente al público. En otras ocasiones durante los meses de verano, se puede acudir a eventos como el Museum Mile, en el que varios establecimientos que se encuentran dentro del perímetro de una milla ofrecen a los visitantes una ventana a la historia, la cultura, la música y la expresión artística en general: una auténtica experiencia museológica neoyorquina al alcance de todos.

Interesante es observar la etimología de la palabra museo, que proviene del griego museión, es decir, lugar de las musas. Es la museología, o rama científica que estudia la trata de estos espacios, su historia, gestión de patrimonio, administración e influjo en la sociedad, la que se enfoca en este terreno de musas donde sobra inspiración, historia, cultura y simbología. Los museos y galerías de arte son espacios que deben democratizarse, pues por sus elevados costos de entrada y otras medidas de exclusión impuestas por el sistema, se han convertido históricamente en lugares destinados únicamente para la burguesía o las clases altas.

En esta entrada me enfocaré en algunos espacios en particular que tuve la oportunidad de visitar, algunos por primera vez y otros que encarnan este año, procesos de transformación y remodelación, como: el Museo del Barrio y el MOMA, o Museo de Arte Moderno. Todo esto en un esfuerzo por crear mayor acceso al arte, la cultura y la expresión cultural tan rica y necesaria para el desarrollo de los pueblos y sus comunidades.

El Museo del Barrio

Museo_del_Barrio_50th-1150x584

En la Quinta Avenida cruzando con la Calle 120, yace el Museo del Barrio. Su ubicación es particularmente importante ya que se encuentra en la frontera de dos mundos muy desiguales e históricamente conflictivos:  la riqueza de Manhattan y su característico Central Park, con la marginalidad del Spanish (o East) Harlem, uno de los barrios donde existe la mayor concentración de puertorriqueños, así como de dominicanos, cubanos, mexicanos y otras comunidades latinas.

La localidad conocida como El Barrio figura como inspiración para este Museo que lleva el mismo nombre. Se trata de un espacio donde se recoge y exhibe la cultura puertorriqueña, caribeña y latinoamericana por medio de coloridas obras de artistas de renombre como Rafael Tufiño y Antonio Martorell y murales, algunos creados por graffiteros famosos como Keith Haring. El Barrio también es históricamente conocido por haber contribuido importantes aportaciones al mundo de la música y el baile latino y también por acoger a otras poblaciones minoritarias, como la sur italiana y la china. Desde sus inicios, las comunidades asentadas aquí han sufrido de cerca la marginalidad en todas sus manifestaciones.

imrs-3

A pesar de no pertenecer geográficamente a Harlem, el Barrio va desde la Calle 96 a la 125 (al este) y de la Quinta Avenida al East River. A principios del siglo 19 el era hogar de Nativos Americanos, mientras que más tarde pasó a convertirse en el lugar de asentamiento de granjeros estadounidenses e inmigrantes alemanes e irlandeses. Tras el paso de la Segunda Guerra Mundial, arribó una impresionante población del sur de Italia y luego, una ola de puertorriqueños se adueñaría del vecindario, asignándole de este modo su nombre latino que permanece hasta hoy: El Barrio.

No hay duda de que en la actualidad el Barrio ha enfrentado una fuerte transformación social impulsada principalmente por la gentrificación, o el aburguesamiento forzoso. Sin embargo, aún continúa experimentando graves problemas sociales como: el alto índice de criminalidad, desempleo, embarazos no deseados entre adolescentes, VIH, abuso de drogas, personas sin techo, entre otros. A pesar de dichos problemas, en el año 2016, East Harlem fue considerado por The New York Times como uno de los cuatro vecindarios de Nueva York más atractivos para vivir.

gentrification.jpg

El proceso de transformación social al que ha sido sometido este barrio podrá atraer a personas de afuera, sin embargo, afecta directamente a los residentes que siempre han vivido allí. Uno de los efectos más desastrozos para esta población ha sido el costo de alquiler de viviendas, ya que los precios se han disparado, haciendo que muchos residentes hayan tenido que abandonar sus residencias en busca de otras zonas más económicamente asequibles en la ciudad.

East Harlem es considerado hoy día como un mercado que emerge y late a una velocidad impresionante. Desde hace años la zona ya atrae a inversionistas extranjeros y locales que se aprovechan del punto estratégico en términos de transporte y ubicación que ofrece esta comunidad. Ahora pasearse por el Barrio equivale a ver más millenials y familias que buscan un estilo de vida más hípster, alternativo o culturalmente diverso de lo que ofrece el resto de la urbe. Restaurantes y bodegas caribeñas de antaño han sido ya reemplazadas por condominios y rascacielos recién construidos. Letreros que anuncian la venta o el traspaso de negocios y residencias son ahora la orden del día.

east harlem

Sin embargo, a pesar de la transformación, el Museo del Barrio, que recientemente celebró 50 años de su fundación, representa un espacio donde es posible todavía palpar la influencia cultural latina en vecindarios como este. Culture and the People: El Museo del Barrio, 1969-2019 es la principal exhibición del momento que recoge las cinco décadas de existencia del establecimiento por medio de una cronología histórica y cultural que combina dos exhibiciones: selecciones de la colección permanente, así como una mirada al origen de la institución cultural y educativa desde el punto de vista del activismo. El rol pionero del Museo ha sido presentar y preservar el arte latino en todas sus manifestaciones, y su legado se refuerza por medio de la temática siempre presente: raíces, resistencia y resiliencia.

Museum Mile

9391-museum_mile_long_image

Ocho museos e instituciones dedicadas a promover el arte en un solo destino; este es el evento Museum Mile, que se celebra cada verano a lo largo de la Quinta Avenida en Nueva York. Si eres amante de la historia y la expresión artística, este evento te permite acceder a los siguientes espacios, libres de costo:

El Museo Judío (calle 92)

Cooper Hewitt Museo del Diseño (calle 91)

Museo Guggenheim (calle 88)

Neue Gallery New York (Calle 86)

Asia Society and Museum (Calle 85)

El Museo Metropolitano de Arte (MET) (calle 82)

7eb6ff2c-cc5c-433a-9ae4-1fa42e43da60

 

MOMA

 

 

Un nuevo Museo de Arte Moderno (MOMA) abre sus puertas el próximo 21 de octubre en Nueva York. Se espera que el espacio cuente con más modernas y atractivas exhibiciones para el público, diseñadas por los arquitectos Diller Scofidio y Gensler. Dado el anuncio de la clausura temporera del espacio, decidí aprovechar mi estancia en la Gran Manzana para recorrer los pasillos de este espacio tan dinámico, refrescante y vanguardista un viernes, día en el que abren las puertas al público sin cobrar entrada.

Cientos de personas se alistaban para obtener una taquilla gratis en uno de los quioscos del vestíbulo del museo. Agarré el mío y subí al primer nivel del edificio para comenzar el recorrido. Algunas de las plantas ya se encontraban cerradas, por lo que el público presente se enfocó en visitar las obras de artistas más conocidos: Picasso, Van Gogh, Matisse, Signac, Félix Fénéon, entre otros. Joan Miró: Nacimiento del mundo es una las exhibiciones de mayor alcance, por reunir en una sola sala 60 de las mejores obras del pintor catalán: en papel, canvas, libros ilustrados y objetos, producidos entre 1920 y 1950, una vez obtuvo reconocimiento internacional. La exhibición fue curada por el nieto del artista, Joan Punyet Miró y Anne Umland.

Por todas estas razones este verano toca vivir y respirar arte, cultura y musas en la capital del Nuevo Mundo: ¡Nueva York!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s